Contacte con nosotros

Creaciones Soto Navarro S.L. » Blog Archives

Tag Archives: Soto Navarro

¿Cómo elegir el anillo de compromiso perfecto?

El anillo de compromiso es uno de los complementos de joyería más destacados antes del enlace matrimonial. Un accesorio que contiene una importante carga simbólica y que está destinado a perdurar a pesar del paso del tiempo. En Soto Navarro trabajamos desde hace décadas con los mejores profesionales del sector para ofrecer al futuro matrimonio complementos personalizados, acordes a su estilo particular y al de la futura ceremonia.

Las claves del anillo perfecto

Escoger un anillo implica tomar una importante decisión y, por lo general, es un proceso en el que los novios suelen invertir bastante tiempo. Cuando aún no se tienen las ideas muy claras acerca del tipo de anillo que escoger, en Soto Navarro recomendamos tener en cuenta una serie de detalles que facilitan en gran medida la elección adecuada:

  • El estilo: es el aspecto fundamental. Estos anillos se presentan siempre en una versión mucho más femenina que en el caso de las alianzas de boda, a las que en ningún caso restarán protagonismo. Existen ligeras diferencias entre estos accesorios y los que se utilizan durante el enlace, pero en esencia no dejan de ser un elemento simbólico más en la unión entre dos personas. En la elección del estilo de este anillo habrán de tenerse en consideración cuestiones como el color, el material o la piedra (en caso de haberla), teniendo en cuenta que la morfología, este tipo de joyas suelen ser de tres tipos: solitarios (anillos de tipo sortija con una piedra central), alianzas (anillos lisos que imitan la apariencia de una alianza de matrimonio pero con piedras engastadas en carril), sortijas de diseño (piezas más elaboradas que denotan un estilo mucho más personal y alejado de los cánones tradicionales).
  • La piedra: Se suelen hacer siempre en piedras finas. El diamante sin duda es el rey aquí, aunque hay gente más atrevida que incorpora piedras de color. También influye el que alguna piedra concreta tenga un significado especial para esa persona.
  • El tono: el color es otra de las variables más destacadas en la elección de uno de estos anillos. Hay anillos de oro amarillo y  de oro blanco, que son los que generalmente se utilizan como joya de pedida ya que resultan muy fáciles de combinar con el vestuario habitual y con otros complementos como relojes y pulseras. Un anillo de oro blanco luce como el platino, es elegante y en ningún momento restará protagonismo a la alianza de matrimonio. En cualquier caso, la elección del tono del anillo tendrá que estar en consonancia con la elección de la piedra, un elemento que, siempre que sea de calidad, mantendrá su tono a pesar del paso de los años.
  • El quilataje del oro: el número de quilates de una pieza de joyería está asociado a su precio pero también a su durabilidad. Un anillo de más quilates será un anillo más elegante y lujoso, pero en determinadas circunstancias también puede ser un anillo más frágil. Para una pieza de compromiso se recomienda trabajar en 18 quilates, especialmente cuando se trata de oro amarillo, con el fin de convertir la joya en un artículo que, además de hermoso, sea funcional.
  • El mensaje de tu anillo de compromiso.

Entre los servicios más demandados por las parejas está el de la personalización del anillo que eligen para el compromiso. Es sin duda una gran oportunidad para regalar una joya con una simbología mucho más particular.

La elección de un anillo tiene de por sí algo muy íntimo, ya que implica conocer en profundidad a la persona a la que va destinada la joya. Pero la esencia de todas las joyas se puede hacer más notable incluyendo en ella alguna ligera modificación de estilo o un mensaje grabado en el interior que sirva para almacenar en el recuerdo ese momento tan especial.

Las claves del anillo de compromiso 1Las claves del anillo de compromiso 2Las claves del anillo de compromiso 3

 

Published by:

Características de los diamantes

Un diamante siempre es único y constituye el mayor grado de perfección, lujo, belleza y eterna elegancia entre las piedras preciosas. No en vano, se dice que es el mejor amigo de la mujer, pero también puede llegar a ser un buen enemigo si no se elige el adecuado. Escoger el diseño de la joya es fácil y habitualmente se suele tener bastante claro, ya que depende del gusto personal o de cómo se nos adapte. Sin embargo, la elección del diamante, en cuanto a talla, características o diferenciación, es mucho más complicado para los que no son expertos gemólogos. Desde Soto Navarro queremos hablarte de cuáles son los aspectos en los que tienes que fijarte a la hora de comprar una joya con diamantes.

¿Cómo elegir el diamante perfecto?
El valor de los diamantes viene determinado por cuatro características esenciales, conocidas en el argot joyero como 4Cs, que se relacionan con el color, la pureza, la talla y el peso. Veamos qué importancia tienen cada una de estas características en el valor final de esta piedra preciosa.

1. Color
Cuanto más color posee un diamante, menor es valor. Existen diferentes tipos de claridad o transparencia que afectan de manera directa a su calidad. La intensidad cromática se mide a través de una escala patrón que incluye letras de la D a la Z. Los más cercanos a la primera presentan colores más claros y los más próximos a la última, más oscuros. Los diamantes blancos son los más puros y los más valiosos de cualquier colección de diamantes, pero también los más raros de encontrar. Estos códigos de color están tipificados con diferentes nomenclaturas, siendo Top Wesselton y Wesselton los más altos en el rango de clasificación.

2. Pureza
La calidad o la pureza del diamante es otro de los aspectos que hay que comprobar a la hora de valorar la calidad del diamante. Cuantas menos inclusiones, marcas internas o defectos tenga un diamante tallado, más valor tendrá. Es bastante raro encontrar diamantes de pureza perfecta porque son una parte natural de estos. Para medir el grado de impureza se emplea una escala de diferentes valores: Fawless es el más puro y los I1-2-3 son los que presentan menor grado de pureza.

3. Talla
Cuando aludimos a la talla del diamante, estamos valorando las proporciones y la forma del mismo. En función de la forma en que se talle, el diamante tendrá más o menos brillo y belleza, que es uno de los aspectos más valorados por quienes quieren comprar este tipo de gema. Por lo que respecta al tamaño, cuanto más pese, más valor tendrá. Un buen equilibrio entre la talla y el peso es lo que de verdad le confiere valor.

4.Peso-Medida
El peso de un diamante se mide en quilates, en los que cada unidad se corresponde con 0.2 gramos. El valor de un diamante aumenta con el peso, pero este no es determinante en el valor final. Se debe tener en cuenta, además, el color, la talla y la pureza.

Sí, un diamante es para siempre. Ahora ya sabes en qué tienes que fijarte para escoger las piezas más bellas de nuestra colección diamantes.

diamante-12294.3-1024x1024 diamante-12445.2-1024x1024 diamantes-10066.2

Published by: