Características de los diamantes

Un diamante siempre es único y constituye el mayor grado de perfección, lujo, belleza y eterna elegancia entre las piedras preciosas. No en vano, se dice que es el mejor amigo de la mujer, pero también puede llegar a ser un buen enemigo si no se elige el adecuado. Escoger el diseño de la joya es fácil y habitualmente se suele tener bastante claro, ya que depende del gusto personal o de cómo se nos adapte. Sin embargo, la elección del diamante, en cuanto a talla, características o diferenciación, es mucho más complicado para los que no son expertos gemólogos. Desde Soto Navarro queremos hablarte de cuáles son los aspectos en los que tienes que fijarte a la hora de comprar una joya con diamantes.

¿Cómo elegir el diamante perfecto?
El valor de los diamantes viene determinado por cuatro características esenciales, conocidas en el argot joyero como 4Cs, que se relacionan con el color, la pureza, la talla y el peso. Veamos qué importancia tienen cada una de estas características en el valor final de esta piedra preciosa.

1. Color
Cuanto más color posee un diamante, menor es valor. Existen diferentes tipos de claridad o transparencia que afectan de manera directa a su calidad. La intensidad cromática se mide a través de una escala patrón que incluye letras de la D a la Z. Los más cercanos a la primera presentan colores más claros y los más próximos a la última, más oscuros. Los diamantes blancos son los más puros y los más valiosos de cualquier colección de diamantes, pero también los más raros de encontrar. Estos códigos de color están tipificados con diferentes nomenclaturas, siendo Top Wesselton y Wesselton los más altos en el rango de clasificación.

2. Pureza
La calidad o la pureza del diamante es otro de los aspectos que hay que comprobar a la hora de valorar la calidad del diamante. Cuantas menos inclusiones, marcas internas o defectos tenga un diamante tallado, más valor tendrá. Es bastante raro encontrar diamantes de pureza perfecta porque son una parte natural de estos. Para medir el grado de impureza se emplea una escala de diferentes valores: Fawless es el más puro y los I1-2-3 son los que presentan menor grado de pureza.

3. Talla
Cuando aludimos a la talla del diamante, estamos valorando las proporciones y la forma del mismo. En función de la forma en que se talle, el diamante tendrá más o menos brillo y belleza, que es uno de los aspectos más valorados por quienes quieren comprar este tipo de gema. Por lo que respecta al tamaño, cuanto más pese, más valor tendrá. Un buen equilibrio entre la talla y el peso es lo que de verdad le confiere valor.

4.Peso-Medida
El peso de un diamante se mide en quilates, en los que cada unidad se corresponde con 0.2 gramos. El valor de un diamante aumenta con el peso, pero este no es determinante en el valor final. Se debe tener en cuenta, además, el color, la talla y la pureza.

Sí, un diamante es para siempre. Ahora ya sabes en qué tienes que fijarte para escoger las piezas más bellas de nuestra colección diamantes.

diamante-12294.3-1024x1024 diamante-12445.2-1024x1024 diamantes-10066.2

WRITE A COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *